EL PINTARRÓN: HERRAMIENTA DE APRENDIZAJE EN CLASE

El pintarrón: herramienta de aprendizaje en clase

Aunque los pizarrones fueron inventados hace ya más de un siglo, estos no dejan de ser una herramienta didáctica para la enseñanza en aulas de todos los niveles educativos. Su diseño y funcionalidad ha evolucionado a lo que hoy conocemos como pintarrón®.

Para la pedagogía tradicional el pizarrón era el espacio donde se escribía la lección para que el alumno la copiara en su cuaderno, así como los deberes que debía realizar, favoreciendo el control y la gestión del aula. Sin embargo poco a poco se ha replanteado el uso del pintarrón® como un recurso dinámico, por ello compartimos algunos tips que hemos puesto en práctica como medio motivacional en el aprendizaje del alumno:

1.Al comenzar la clase, cerciorarnos de que en el pintarrón no haya nada escrito de la clase anterior. Con este gesto favorecemos la atención, e indicamos el inicio. Es como decirles: "señoras y señores, aquí comienza algo nuevo".

2.Escribamos con letras de gran tamaño un título llamativo para la unidad. Seamos originales, hagamos preguntas, lancemos un desafío.

3.¡Hagamos uso del color! Basta ya de esos pintarrones escritos con un mismo color y un mismo tipo de letra.

4.Cambiemos algunas palabras por dibujos, utilicemos rostros sencillos o emoticones para expresar emociones. No tenemos que ser unos expertos dibujantes, basta que seamos creativos, y demos un toque divertido.

5.Procuremos seguir un cierto orden que favorezca la comprensión. Utilicemos todos los recursos del esquema: flechas, círculos, llaves, el subrayado.

6.Siempre que los alumnos participen en la dinámica de clase, escribamos sus aportes en el pintarrón®. Ello les motiva, pues les ayuda a sentirse valorados e involucrados.

7.No mezclemos contenidos, ni pretendamos escribir absolutamente todo. El pintarrón® es apenas un apoyo comunicacional.

8.Mientras estamos de espaldas, y escribimos en el pintarrón®, no intentemos dar una explicación sobre el significado de la hermenéutica. ¡Le estaríamos hablando, sencillamente, al pintarrón®! Por eso, acudamos a palabras claves y simples esquemas, y demos la vuelta lo más rápido posible.

9.Escribe en grande una conclusión del tema de la clase. Mejor si es en forma de frase pegadiza y la encerramos en un cuadro de color, ayuda a la memoria y a la atención.

10.Seamos prevenidos con el material, tengamos siempre a mano un estuche de marcadores de color especiales para pintarrones.

Es así como hoy en día es imprescindible el pintarrón® dentro del aula, una herramienta que incentiva la participación en clase y ayuda al profesor a reforzar las explicaciones, favoreciendo una mayor comprensión y memorización, pero sobre todo es un recurso motivacional que facilita el aprendizaje e incluso la adquisición de competencias básicas.